EL CPMV FUE CREADO PARA REGULAR EL EJERCICIO DE LA PROFESIÓN VETERINARIA

LA MATRÍCULA VALIDA EL EJERCICIO PROFESIONAL

Información COVID-19 (Coronavirus)
El Consejo Profesional de Médicos Veterinarios (CPMV) informa que ya está brindando servicio en sus instalaciones, lunes a viernes de 11 a 16 horas, previo turno programado.

El 21 de Noviembre de cada año, se celebra el “Día Mundial de la Pesca”. Instituido en 1998, sirve como recordatorio de que la pesca es una actividad sumamente importante, no solo por su contribución como fuente de alimentación y nutrición de calidad, sino también como medio de vida para 55 millones de trabajadores y sus comunidades a lo largo del mundo.

Según datos de la ONU, si se suman puestos indirectos, la pesca da trabajo a 200 millones de personas, y llega a 800 millones en todo el planeta cuando se contabiliza a los que dependen de la cadena de valor de producción y venta de pescados y de mariscos.

En los últimos años se ha venido poniendo cada vez más énfasis en el objetivo de una Pesca que contribuya con la consecución de las metas de Desarrollo Sostenible, especialmente el fin del hambre y la pobreza. Para esto se requiere el desarrollo de acciones que compatibilicen la biodiversidad y el cuidado del medioambiente, con la seguridad alimentaria que garantice que los alimentos acuáticos lleguen a quienes más lo necesitan.

Aunque la gran mayoría de los desembarques de pesquerías marinas provienen de poblaciones biológicamente sostenibles, su proporción continúa disminuyendo, especialmente en las regiones menos desarrolladas. En lugares donde el control y ordenamiento pesquero no existe o es ineficaz, la situación de las poblaciones de peces es mala y continúa deteriorándose. Por lo tanto, mejorar la capacidad de los países para evaluar y controlar mejor sus pesquerías es fundamental para asegurar poblaciones sostenibles y ecosistemas oceánicos saludables.

En cuanto a la pesca continental, también está presionada por la creciente demanda de pescado de agua dulce, y compite con el uso del agua para consumo humano, recreación, riego, generación de energía eléctrica, etc., por lo que es crítico el correcto manejo del recurso.

Eliminar las prácticas que conducen a la sobrepesca, reducir el impacto ambiental de sistemas de captura que dañan el fondo y a sus habitantes, evitar las capturas de peces de tallas menores que las recomendadas, respetar vedas de pesca en determinados momentos del año y/o  generar “Reservas biológicas” que garanticen la reproducción de ciertas especies, democratizar el acceso a los permisos y las cuotas de pesca y perseguir la pesca ilegal, entre otras medidas, ayudarían a mejorar la sostenibilidad de esta actividad.

El crecimiento anual del consumo de pescado a nivel mundial ha duplicado al crecimiento de la población. Este consumo se sostiene a partir de una contribución de la pesca que se mantiene más o menos estable desde finales la década del ‘80, y una creciente participación de la Acuicultura.

Es evidente que no alcanza con el aumento del tamaño de la flota pesquera, ni la aplicación de nuevas tecnologías para mejorar los niveles de captura, por lo que la sostenibilidad de los recursos pesqueros y el cuidado global del medioambiente es fundamental para lograr un mundo sin hambre ni malnutrición.

Vet. Ricardo Di Lisio
MN 7410