Hoy, 27 de marzo, es un día significativo para la profesión veterinaria de nuestro país, en razón que celebramos con el alborozo propio de los acontecimientos festivos, el ciento veinticuatro aniversario de la fundación de la Sociedad de Medicina Veterinaria.

  Este Consejo Profesional, desde siempre, ha honrado a la decana Entidad y no solo ha interactuado con ella sino que ha recibido los valiosos aportes de muchos de sus destacados integrantes, los cuales  han ocupado cargos de relevancia en su conducción.

¡Cómo no recordar la Comisión Conjunta y Ejecutiva de Veterinarios Argentinos que co-integró este Organismo y se reunía en la antigua sede de la calle Chile!.

Ella llevó adelante, no sin esfuerzo, las huelgas de los frigoríficos, fábricas, laboratorios y mercados de hacienda, originando el fuerte movimiento que, con persistencia y dedicación envidiables, obtuvo la sanción, el 23 de octubre de 1973, de la ley de facto 19.908 que originó la ansiada separación de las Escuelas y creando la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad de Buenos Aires.

SOMEVE, como así la llamamos y a quien le otorgó la Personería Jurídica el Presidente Yrigoyen, es un hito en la veterinaria argentina.

Su antigüedad y su abolengo constituyen la raigambre del desarrollo de nuestra profesión en el país. Sus promotores, varios graduados en el histórico Instituto Superior de Agronomía y Veterinaria de Santa Catalina, contribuyeron al proyecto de la ley N° 3959 de Policía Sanitaria Animal, que promulgó el Presidente Roca acompañado por su Ministro de Agricultura, Wenceslao Escalante, que había creado dicho Instituto.

Auguramos entonces, a la querida Sociedad y a quienes la conducen e integran, los mejores deseos en este 124° cumpleaños reiterándo el cálido y permanente apoyo de este Consejo Profesional.