Día del Consejo Profesional de Médicos Veterinarios.

DOMINGO 25 DE OCTUBRE - 69º ANIVERSARIO
1951 - 2020

El Covid 19 se  presentó casi sin avisarnos. Sin pensarlo comenzamos a cambiar nuestras costumbres y formas de relacionarnos, pero la vida sigue. La vida siempre sigue pese al virus y contra el virus y ella nos sorprende con este 69° aniversario en que deben ocultarse, junto al enclaustramiento que agobia,  tantas emociones acumuladas que trae consigo este nuevo cumpleaños, sus rituales y la consiguiente celebración, tan modesta pero espléndida como imaginamos y como debió ser.

Porque el 15 de octubre de 1951 el Poder Ejecutivo Nacional dictó el Decreto N° 20.539/51 que promulgaba la Ley Nacional N° 14.072. Dicha ley había sido sancionada por el Congreso Nacional el 29 de septiembre de 1951.

Y en razón que el Boletín Oficial de la República Argentina  publicó el Decreto mencionado el 25 de octubre de 1951, se ha tomado esa fecha como de creación del Organismo, ya que es cuando que se concreta la fuerza legal del Consejo Profesional de Médicos Veterinarios.

El primer presidente del Consejo Profesional fue el eminente profesor y académico el Dr. Francisco Conrado Rosenbusch, un verdadero maestro, quien nació en 1887 en La Banda,  Pcia. de  Santiago del Estero, y se graduó, en 1906, con el título de Doctor en Medicina Veterinaria de la Universidad Nacional de La Plata. En los años siguientes permaneció en Alemania donde, en la Facultad de Medicina Veterinaria de Berlín se perfeccionó en su Instituto de Higiene  del que era Director el célebre Prof. R. von Ostertag. En el Hospital Victoria Augusta, también de la capital alemana, realizó prácticas de autopsias humanas con el Prof. Oestreich y en el Instituto Roberto Koch siguió un curso avanzado de Microbiología de las Enfermedades Humanas y Animales con lo que quizá, aparece como uno de los pioneros del concepto una sola salud. En el Instituto de Seroterapia y Medicina Experimental de Frankfurt se capacitó en el control de sueros y vacunas.

De regreso al país, se desempeñó como encargado del diagnóstico de enfermedades exóticas y su profilaxis en el Departamento Nacional de Higiene y Salud Pública, cuyo director era el Dr. José María Penna, y como jefe de la Sección Protozoología de lo que  después sería el Instituto Malbrán, durante la dirección del Prof.Dr. Rudolf  Kraus, de la Universidad de Viena.

A propósito del célebre bacteriólogo Dr. Carlos Malbrán, siendo el Dr. Rosenbusch estudiante de medicina, al presentarse ante la Mesa Examinadora para rendir Microbiología, cátedra de la que el Dr. Malbrán era titular, el mismo no quiso tomarle examen porque sostuvo que el Dr. Rosenbusch era quien debía ocupar su lugar en este caso.

Rosenbusch fue también Académico de nuestras Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria, de la de Medicina y de la de Ciencias de Buenos Aires pero, a su vez, de la Academia Leopoldina Carolina de Investigadores en Ciencias Naturales, la academia de ciencias más antigua y prestigiosa de Europa, fundada en 1652. Además fue Miembro honorario de la Asociación de Médicos Veterinarios de los Estados Unidos y profesor honorario de la Universidad de Montevideo.

Permanentemente realizó viajes a Alemania, Francia  y a Estados Unidos, siempre detrás del objetivo de su perfeccionamiento y la capacitación. Atraído por la docencia universitaria, fué Profesor de Enfermedades Parasitarias de 1910 a 1943 en la entonces  Facultad de Agronomía y Veterinaria de la Universidad de Buenos Aires. Desde 1943, fue Director del Instituto de Parasitología que hoy lleva  su  nombre, inaugurado el 25 septiembre de 1936,  por el prestigioso Ministro de Agricultura de esa época  Ing. Agr. Miguel  Ángel Cárcano, 

Desde  1917 estuvo al frente del Laboratorio de la Sociedad Rural Argentina.

Ese mismo año fundó su Instituto privado de Biología Experimental desde donde inició una obra de gran trascendencia para la ganadería argentina y consecuentemente para el veterinario

Su producción científica, copiosa en cuanto al número de contribuciones y relevante en cuanto a los temas que considera,  abarca trabajos sobre tripanosomas en general, los del mal de caderas del equino en particular, pasteurelosis, su contribución al estudio de la Enfermedad de Chagas; los ensayos sobre garrapatización de vacunos, patogenia y tratamiento, contribuyen a aclarar el problema de la Tristeza bovina. En 1931 halla toxoplasma en pájaros. La fiebre aftosa, encefalomielitis, viruela de los lechones, psitacosis, brucelosis y la enfermedad de Johne fueron objeto de sus medulosas contribuciones al igual que sus valiosos  trabajos sobre hidatidosis , triquinosis y tuberculosis, enfermedad esta última de la que fue un especialista siguiendo las teorías y postulados de un alemán que admiraba: Robert Henrich Koch.

Era frecuentemente consultado por las autoridades médicas sobre problemas de salud pública manteniendo constante relación con los médicos Dres. Malbrán, Penna, Vaccarezza y otros destacados investigadores del Hospital Muñiz donde durante veinte años dictó un curso de Patología comparada para médicos tisiólogos con singular repercusión. 

Toda su actividad es reconocida internacionalmente y fue una figura descollante de nuestra profesión.

Falleció el 15 de febrero de 1969 y enalteció con su talento, su rectitud y sus condiciones de caballero, no sólo a la ciencia y a la intelectualidad argentina, sino al país todo. 

Por ello es que destacamos la oportuna y promisoria elección del Profesor Rosenbusch, (don Francisco como lo llamáramos), como primer presidente de este Consejo Profesional.

Este Organismo ha tenido, a la fecha, veintidós presidentes, siendo el actual el Dr. Juan Paulo Osvaldo García quien es secundado por un valioso grupo de Consejeros que dedican buena parte de su tiempo a la honoraria tarea de regular y jerarquizar la profesión veterinaria, demostrando su vocación de servicio tras el objetivo enunciado en la ley de creación del Organismo. 

Resulta siempre oportuno aclarar que este Consejo Profesional es fiscalizado por los Ministerios de Agricultura, Ganadería y Pesca y de Trabajo y Seguridad Social de la Nación. El artículo 18° de la Ley Nacional 14.072 establece que los cargos de los miembros que dirigen el Consejo Profesional son honorarios y obligatorios, razón por la cual por sus funciones no perciben emolumento alguno.

Esta circunstancia ha invitado a que llamemos Honorable al Consejo Directivo que conduce la Institución, por la simple razón de no existir ninguna retribución económica que satisfaga o compense las tareas que llevan a cabo sus integrantes. Con este motivo tan particular de nuestro 69° aniversario, hacemos llegar nuestro especial saludo a todos los colegas, a los integrantes de las Comisiones Auxiliares,

a las Entidades amigas, a nuestros proveedores y a nuestros empleados quienes, en el día a día, con su dedicación, su esfuerzo y su responsabilidad, enaltecen a este Organismo creado por Ley.Todos los matriculados  debemos ser componentes activos de este Consejo Profesional integrando su Órgano Directivo y las Comisiones Auxiliares y transmitiendo a los mas jóvenes el conocimiento adquirido en el largo camino andado. Participar es una circunstancia que honra y enorgullece porque se trata de nuestra profesión veterinaria que nos motiva con pasión y tenacidad.

Esta participación que requerimos romperá la indiferencia y hará que el Consejo se mantenga vital, esclarecido, moderno, unido, federal, movilizado y jerarquizador de la profesión veterinaria para toda nuestra Patria.


¡Felicidades colegas!

 


 

  • TODAS
  • Actualidad
  • Institucionales
  • Default
  • Title
  • Date
Cargar más hold SHIFT key to load all Cargar todas

Contacto

  • (+ 54 011) 5235-1683 / 4941-0552-

    Envíe su consulta y en breve recibirá nuestra respuesta.
  • - WhatsApp: 15 5404-3250 -

    Envíe su consulta y en breve recibirá nuestra respuesta.
  • - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. -

    Envíe su consulta y en breve recibirá nuestra respuesta.
  • 1
  • 2
  • 3